La Revolución Digital

Estamos viviendo una de las grandes revoluciones que ha vivido la humanidad a lo largo de la historia. La Revolución Digital se considera como la Tercera Revolución Industrial, un proceso de cambio que afecta a todas las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, a todos los sectores, y a todas las personas del mundo.

Es por ello que, aunque han existido otras grandes revoluciones, los cambios que ha generado la Revolución Digital, la velocidad y la fuerza con la que se está implementando esta nueva tecnología, no tiene precedentes en toda nuestra historia.

Después de la revolución agrícola y después de la primera y la segunda revolución industrial, la Revolución Digital nos ha hecho entrar en una nueva era, la era de Internet. La transformación social, económica y tecnológica que estamos viviendo, ha cambiado por completo el funcionamiento de nuestras vidas.

Muchas empresas han tenido que adaptarse a estos cambios replanteándose su estructura y su funcionamiento. En consecuencia, muchos empleos se han transformado o han desaparecido, pero también se han creado otros nuevos.

El origen de la Revolución Digital

Podemos situar el origen de la Revolución Digital en la década de 1960, cuando los avances tecnológicos dentro del ámbito militar estadounidense consiguieron la comunicación entre dos ordenadores que se encontraban a cientos de kilómetros de distancia.

Desde entonces, han sido muchos los protagonistas y los inventos que nos han traído hasta aquí. Algunos de los hitos realizados por los “padres de Internet” son los siguientes:

  • En 1966, Larry Roberts ideó Arpanet y el concepto de redes de computación por paquetes, el origen de la conexión entre dos ordenadores.
  • En 1969 se consiguió enviar el primer mensaje entre dos ordenadores gracias a Robert Kahn, Leonard Kleinrock y Vinton Cerf, el inicio de Internet.
  • En 1989, Tim Berners-Lee inventó la web.

Tras ellos, vino la segunda parte de la Revolución Digital, la llegada de Internet al gran público con algunos hitos destacables como estos:

  • En el año 2000, Wireless Ethernet Compatibility Alliance inventó el sistema de conexión inalámbrico Wi-Fi.
  • En 2007, Steve Jobs lanzó al mercado el primer iPhone de Apple, un nuevo teléfono inteligente a un precio relativamente alto.
  • En 2008, Android contribuyó a la democratización de los smartphones y consiguió, gracias a unos precios más asequibles, que Internet llegará a muchas más personas en el mundo.

En España, la llegada de Internet en la década de 1990 aceleró la Revolución Digital. A partir del año 2000, Internet empezó a entrar en nuestras vidas gracias a los correos electrónicos o a la digitalización de los medios de comunicación.

Posteriormente llegaron las redes sociales, los smartphones y las aplicaciones de mensajería instantánea. Hoy Internet está presente en todos los aspectos de nuestra vida.

En 2001, los usuarios conectados a Internet en todo el mundo llegó a los 500 millones. Hoy en día, hay aproximadamente 3.800 millones de usuarios conectados a Internet en todo el planeta.

Los dispositivos inteligentes

Los avances tecnológicos de la segunda parte de la Revolución Digital provocaron que Internet saliera a la calle gracias a los smartphones. Los teléfonos inteligentes han ido integrando nuevas funcionalidades como el GPS o las cámaras integradas que junto a la explosión de las redes sociales ha supuesto un cambio en la relación entre las marcas y sus consumidores, en la comunicación y en el marketing.

La utilización de Internet a través de los smartphones ha ido sustituyendo poco a poco a los ordenadores, de tal forma que hoy las webs reciben la mayoría de sus visitas a través de los dispositivos móviles, lo que conlleva un importante cambio en el planteamiento digital de las empresas.

Además de los smartphones, han nacido también otros dispositivos inteligentes que se conectan a Internet, lo que se conoce como el Internet de las cosas (IoT, Internet of Things), como los relojes inteligentes, los llamados wearables.

Las televisiones han evolucionado y ya incorporan Internet en sus dispositivos, convirtiéndolas en smart TV. También ha nacido una nueva tecnología M2M (Machine to Machine), la comunicación inteligente entre varios dispositivos.

Características del mundo digital

El mundo digital tiene unas características fundamentales que lo diferencian del mundo analógico. La posibilidad de mandar un mensaje casi de manera gratuita y de manera instantánea a cualquier lugar del mundo, ha cambiado por completo las comunicaciones, tanto personales como profesionales. Los correos electrónicos, los Whatsapp o los e-commerce, permiten realizar en muy poco tiempo lo que antes nos llevaba horas.

Además, gracias a la tecnología inteligente, se han conseguido automatizar muchas funciones, ganando tiempo y ahorrando costes, algo que también ha generado polémica por la preocupación que supone que se pierdan puestos de trabajos.

La Revolución Digital avanza muy rápido y la velocidad en los nuevos avances tecnológicos se acelera. Esto provoca que las empresas que no se adapten a las nuevas tecnologías puedan quedar obsoletas.

La enorme cantidad de información que se genera de cada uno de nosotros a través de la utilización de Internet ha dado lugar al concepto de Big data. Lo complejo surge a la hora de recoger y analizar esta gran cantidad de datos. A nivel de marketing, el Big data es muy importante ya que permite personalizar la comunicación.

En el entorno digital existen unas normas que regulan el funcionamiento de Internet, una comunidad internacional que garantiza el correcto desarrollo de la web. Gracias a esta universalidad, la comunicación en el entorno web se realiza prácticamente igual sin tener en cuenta el idioma o la cultura. El mundo digital elimina las fronteras. Las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, pueden llegar y darse a conocer en todos los lugares del planeta.

Los avances tecnológicos

Los diferenciales tecnológicos se están volviendo cada vez más potentes. Algunos de los avances más importantes los podemos encontrar en los microprocesadores. Los microchips permiten que todos los dispositivos se comuniquen entre sí y permiten almacenar una gran cantidad de datos.

Otro de los avances más importantes tiene que ver con las posibilidades de medición. Gracias a Internet ahora todo es medible, algo que resulta clave para el marketing. Una de las herramientas más importantes para analizar toda la información que nos proporciona Internet es Google Analytics, una herramienta que permite saber quién visita una página web, desde dónde, qué dispositivos ha utilizado, etc.

La capacidad de almacenamiento también ha evolucionado. Antes almacenar toda la información era más complejo y costoso. Hoy en día, gracias a la tecnología, podemos almacenar todo en la nube sin necesidad de utilizar ningún dispositivo, un cambio importante para la eficiencia de muchas empresas y usuarios.

La inteligencia artificial también está cobrando mucha importancia en el mundo digital. La inteligencia artificial puede integrarse en la atención al cliente virtual, lo que supone la posibilidad de proporcionar una atención inmediata a los consumidores.

Un nuevo consumidor

La Revolución Digital ha dado lugar a un nuevo tipo de consumidor hiperconectado a las redes y con acceso ilimitado a cualquier tipo de información sobre todos los productos y servicios. El nuevo consumidor está más informado, es más participativo, es más infiel y es más impaciente. Todos estos cambios en el consumidor han provocado que surjan nuevos métodos de marketing y de comunicación.

Uno de los referentes de la teoría del marketing, Philip Kotler, desarrolló la teoría del marketing 3.0 integrando las nuevas características del nuevo consumidor en el entorno digital. Según Kotler, el nuevo entorno nacido de la nueva era digital se basa más en los valores y en la espiritualidad, debido a que el consumidor puede expresar más fácilmente sus pensamientos o sus experiencias. En este contexto, la redes sociales han hecho que todos nos volvamos más profundos y se compartan incluso pensamientos filosóficos.

El marketing 1.0 se centraba en los productos y en la venta unidireccional. El marketing 2.0 integraba valores y una comunicación global con los consumidores. El marketing 3.0 se centra más en la persona como consumidor único, lo que provoca que sea mucho más importante que los nuevos consumidores se sientan identificados con los valores de una empresa.

El nuevo consumidor es cada vez menos receptivo a la publicidad agresiva de Internet. Además, existen herramientas que bloquean la publicidad, los denominados adblockers. Por este motivo, a las empresas les cuesta más llegar a su público o ganarse la confianza de nuevos consumidores, lo que ha hecho surgir un nuevo tipo de marketing, denominado marketing de atracción o inbound marketing.

Dentro del marketing de atracción, el denominado branded content o contenido de marca se refiere a la comunicación basada en las acciones de una empresa que añaden valor a la imagen de marca. La empresa Red Bull es el mejor ejemplo de branded content que podemos encontrar, ya que sus acciones de marca apenas promocionan el producto.

Los aspectos negativos de la Revolución Digital

Probablemente el aspecto negativo que más preocupa de la transformación digital sea el que afecta al mercado laboral. Se crean nuevos puestos de trabajo que requieren nuevos conocimientos técnicos que no siempre son fáciles de adquirir y se crean menos puestos de trabajo de los que se destruyen.

Las automatización de muchas funciones hacen que las máquinas tengan la capacidad de reemplazar tareas. Pese a ello, el mercado laboral se está transformando y el proceso del cambio a la era digital no está siendo tan agresivo como en teoría parecía.

La Revolución Digital ha provocado también una brecha digital, una diferencia social entre los miembros que conviven con todos estos cambios y entre los que no son receptivos a esta evolución.

Estos cambios han afectado a las relaciones personales. Es cierto que Internet permite comunicarse más fácilmente, pero las pantallas también están creando un problema de interacción entre personas y de adicción al mundo digital.

Otro de los aspectos negativos tiene que ver con la explosividad del entorno digital o la velocidad con la que se expanden noticias sin llegar a contrastarse, el problema de las llamadas fake news.

La privacidad, el hecho de que las empresas puedan conocer nuestro comportamiento digital y la posibilidad de que nuestra información sea incluso robada por un ciberataque, son otros de los aspectos oscuros que forman parte de esta Revolución Digital en la que estamos inmersos.

Todavía nos quedan grandes cambios que ver en esta transformación a la era digital, unos cambios con los que tenemos que aprender a convivir. Por eso es importante educar en este nuevo entorno gestionando mejor las relaciones, la privacidad y la gran cantidad de datos a los que tenemos acceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *